sábado, 22 de julio de 2017

Jazz on a Summer's Day

Título original: Jazz on a Summer's Day 
Dirección: Aram Avakian & Bert Stern 
Guión: Albert D'Annibale & Arnold Perl
Fotografía: Courtney Hesfela, Raymond Phelan, Bert Stern 
Intervienen: Louis Armstrong, Anita O'Day, Thelonious Monk, Chuck Berry, Mahalia Jackson, Dinah Washington, Sonny Stitt, Jimmy Giuffre, Max Roach  
Productora: Raven Films, Galaxy Attractions
Año: 1959
País de producción: EE.UU.  
Duración: 85 min.    












Documental que muestra a grandes leyendas de la música jazz y gospel, que se reunieron en un mismo escenario con ocasión del festival de Jazz de Newport de 1958. Un conjunto de glorias de la música del siglo XX que es casi imposible de ver juntos en otro evento similar. Seleccionada en 1999 para la Librería del Congreso de los Estados Unidos, como parte del indispensable legado cultural de la nación. *1



El gran festival de jazz en vivo del verano de 1958 en Newport, New Jersey, Estados Unidos, fue el momento y el lugar elegido por el director y aclamado fotógrafo Bert Stern para probar sus nuevas lentes cinematográficas y un revolucionario celuloide a color, y para desplegar con soltura y en un espacio sinigual, todo su talento detrás de las cámaras, filmando todo un día de jazz, de la mañana a la noche, retratando el arte musical de luminarias como Thelonius Monk, Mahalia Jackson, Anita O’Day, Chuck Berry, Dinah Washington, Big Maybelle y el gran Louis Armstrong, entre muchos otros, intercalando con escenas del fascinante paisaje de la ciudad y de una audiencia exultante, mostrando el costumbrismo y glamour de los años cincuenta, y trazando, en tan sólo 90 minutos, medio siglo de historia del jazz. *2




“Jazz on a Summer’s Day” es el modelo del concierto documental moderno. Concepto, lenguaje y técnica. Todo está en esta pieza pionera, obra de un joven fotógrafo de moda, Bert Stern, que debutó en el cine con esta cautivadora crónica del festival de jazz de Newport de 1958. 


El ojo de Stern no era el de un documentalista ni el de un melómano. Era el de alguien entrenado a captar y realzar lo bello, lo estilizado. De ahí que “Jazz on a Summer’s Day”, a pesar de contener actuaciones memorables -Mahalia Jackson, Louis Armstrong-, se fije tanto en lo que ocurre fuera del escenario. Que se recree en los rostros del público y en el entorno idílico y chic de Newport. 



Que el solo de un gigante del jazz como Thelonious Monk sea música de fondo para una secuencia de veleros. O que la cantante Anita O’Day, radiante, monopolice la cámara y eclipse a sus músicos, invisibles durante toda la actuación. Son decisiones más que discutibles. Pero aún hoy su importancia histórica es innegable, y su encanto, también. *3    

Roger Roca


Fuentes de información: *1 FilmAffinity, *2 Sex & The Bici , *3 Beefeater In-Edit, The Pirate Bay.




Reacciones:

0 comentarios: