domingo, 3 de mayo de 2015

Seré asesinado

Título original: I will be murdered
Dirección y guión: Justin Webster
Producción: Sumpta Ayuso y Carlos del Valle
Producción ejecutiva: JWProductions, Antàrtida Produccions, BBC Storyville y más
Fotografía: Lucas Gath
Música: Camilo Sanabria
Paises de producción: España, Guatemala, Dinamarca y Reino Unido
Año: 2013
Duración: 85 min.









Sinopsis

Seré asesinado retrata la oscura realidad del asesinato del abogado guatemalteco Rodrigo Rosenberg. Un caso que dio la vuelta al mundo a través del vídeo que la víctima grabó antes de su muerte donde denunciaba su inminente asesinato en manos del presidente del país, y que tuvo una enorme viralidad en Youtube. Una historia de asesinato, amor e intrigas políticas que se desatan cuando este carismático abogado, muerto a tiros en la calle, apareció en YouTube prediciendo su propia muerte y nombrando a los culpables.*1



La realidad a través de los géneros de ficción

Difícil hablar de Seré asesinado sin destripar parte de la historia, pero que no cunda el pánico. Y es que se trata de un documental tan rico que se puede abordar desde distintos prismas sin por ello 'spoilearlo'. Así pues, la necesidad de ver este documental responde a varios aspectos. Por un lado, su exquisita narración: Seré asesinado logra, a través de tres ejes narrativos, desenmarañar un complicado ovillo, el de una historia enrevesada e inverosímil. Con gran maestría Justin Webster va dosificando los acontecimientos para facilitar la compresión de los hechos, y a la vez para mostrarlos tal y como los conoció la sociedad guatemalteca. De este modo recrea todo un proceso de estupor social a través de una estructura y un ritmo de thriller que ayudan a entender mejor lo sucedido, y que por momentos recuerdan a la mejor tradición de la ficción policiaca y de espías, desde John Le Carré a The Wire.

Sin olvidar que se trata de cine documental, la historia parece inspirada también en otros géneros de ficción como la tragedia, y casi se podría decir que el western, sin por ello abandonar los hechos reales. Seré asesinado retrata a personajes que parecen dibujados bajo la sombra de arquetipos clásicos, ubicados en dilemas y encrucijadas que los abocan a difíciles decisiones y dolorosos actos.

Pero pese a esta hipotética mezcolanza de géneros no estamos hablando de ficción sino de cine documental, bajo el que hay un rastreo profundo de la realidad. Seré asesinado se apoya en una exhaustiva investigación y en una riquísima recopilación de material (entrevistas, testimonios, documentos oficiales, cortes de la televisión del momento, videocámaras callejeras reales, fotos y vídeos familiares...) a través de los que se llega a reconstruir la investigación que en su momento lideró el fiscal Carlos Castresana al frente del CICIG (Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala).

Además del brillo narrativo y esa gran labor de investigación, Seré Asesinado sirve como retrato de Guatemala, situándonos en un contexto nacional de violencia, corrupción, sicariato, conspiraciones, impunidad, y polarización política, hijos todos de la desigualdad. Un contexto de tensión agravado en la región si se tiene en cuenta que -aunque no se menciona en el documental- los hechos que se narran son simultáneos al golpe de estado en Honduras contra el gobierno de Manuel Zelaya.

Y por último, es necesario ver Será asesinado puesto que sirve para transmitir un pequeño mensaje de cierta esperanza en la justicia. Un mensaje de esperanza para los guatemaltecos que vieron que el sistema judicial era capaz de resolver un caso sin suspicacias. Que pudieron ver cómo el sistema por una vez parecía funcionar pese a las trabas que se le pusieron (y pese a que muchos sigan sin aceptar el veredicto). Y un mensaje de esperanza y de aliento para los que todavía creen que la justicia debe seguir adelante.

Seré asesinado logra no posicionarse del lado de nadie, más que del de la verdad. Investiga como si se tratase de un buen fiscal, buscando certezas y huyendo de prejuicios. Únicamente narra los hechos, sin por ello obviar opiniones y testimonios. Narra la realidad, una de tantas realidades en las que se inspiran los géneros de la ficción.


Fuentes de información: *1FilmAffinity, imdb y iwillbemurdered.com 
Alejandro Sanz Angulo para Naranjas de Hiroshima.