sábado, 30 de agosto de 2014

[NO-RES], vida y muerte de un espacio en tres actos


Dirección: Xavier Artigas
Producciónejecutiva: Ana Castañosa
Jeja de producción: Blanca Esteller
Webmaster: Daniel Bobadilla
Montaje: Meritxell Colell
Sonido directo: Daniel Lacasa
Diseño de sonido: Caros García
Diseño: Bru Laín
País de producción: España
Año: 2013
Duración: 90 min.
Licencia: Creative Commons BY-NC-SA












Crónica de la destrucción de un barrio en la Ciutat Morta *1


Antes de que reventaran la Marca Barcelona con Ciutat Morta en templos de la cultura oficial como el CCCB o el MACBA, en Metromuster ya habían dado documentado la defunción de la ciudad con [No-Res] Vida i mort d´un espai en 3 actes, el primer largometraje producido y realizado por este colectivo. La película dirigida por Xavier Artigas relata los últimos días de un barrio a punto de desaparecer: la Colonia Castells, un oasis donde sus habitantes se relacionan y hacen vida en la calle. Por lo tanto una anomalía dentro de la Ciutat Morta. A pesar de que No-Res y Ciutat Morta sean tan diferentes en la forma narrativa, tratan el mismo tema: “cómo unas políticas pasan por encima de las personas y condicionan sus vidas”, explica Artigas en la Directa.

Arrancar la vida para instalar la Nada. Primero, se tapian las puertas y las ventanas de las casas que dejan los vecinos del barrio. Después la acción de las excavadoras destruye esas casas. En este documental, las cámaras registran el viaje hacia la nada, la transformación de un espacio de vida en un sitio de muerte para satisfacer los intereses de unas operaciones urbanísticas e inmobiliarias que buscan beneficios económicos a toda costa.



La observación paciente de la realidad en [No-Res] acerca la película al documental experimental cultivado por José Luis Guerin (En construcción), Mercedes Álvarez (El cielo gira, Mercado de futuros) o Ricardo Íscar (Tierra negra, El foso). Sin olvidar que otra de las referencias de Metromuster es el cine de Joaquín Jordá. Si [No-Res] retoma la gentrificación como una de las denuncias expuestas en De nens, Ciutat Morta sería una continuación perfecta de la misma película de Jordá, ejemplos de un cine activista que destapa dos de los montajes policiales, judiciales y políticos más sonados de los últimos años en Barcelona.

Que no quede ni rastro del patrimonio histórico de Barcelona parece una de las políticas del Ayuntamiento en los últimos tiempos. Así, incomodaba la memoria de un barrio de casas bajas como la colonia Castells que significaba la pervivencia de una forma de vida basada en la convivencia vecinal: la ciudad horizontal, con la calle como “espacio de socialización en medio de una ciudad que confunde espacio público por lugar de paso, ciudadano por consumidor y patrimonio por punto de interés turístico” como advierte el colectivo.

Resulta una paradoja que un barrio creado para controlar a los obreros recién llegados a la ciudad se acabara convirtiendo en uno de los espacios con mejor calidad de vida de Barcelona. Xavier Artigas ya nos indica al principio de la película que las colonias obreras se construían con el objetivo de que los obreros fueran más productivos, no más felices. Con esas barriadas de casas baratas se aseguraba la productividad de los trabajadores en las industrias de la zona. Y la historia de la Colonia Castells, construida entre Sants y Les Corts en 1923, no era diferente.

Más tarde, en los años 60, llegaría la planificación urbanística del barrio como zona verde. Con ella, la imposibilidad de reformar y rehabilitar las casas del vecindario. Y en la década pasada, se activa el proceso de expropiación con el que empieza la angustia de una larga espera, el síndrome de afectación que describe Marc Dalmau. Entonces se suceden las negociaciones, los enfrentamientos y las disputas que dificultarán la convivencia vecinal. A pesar de la resistencia para conservar el barrio, no se podrá salvar la colonia y desaparecerá uno de los testimonios de la memoria popular barcelonesa.

 

 La corrupción de un Ayuntamiento

 

Los procesos urbanísticos de transformación de los barrios populares expulsan a los pobres para que las personas con mayor poder adquisitivo compren las viviendas nuevas a precios acordes con el nivel económico de la zona. En este caso, la supervivencia de la Colonia Castells, una barriada tan necesitada como desamparada, significaba una molestia en Les Corts, un barrio residencial de clase media-alta con uno de los precios más altos por metro cuadrado en Barcelona. Y para garantizar esta operación, el Ayuntamiento prometía “más tranquilidad y dignidad” a los habitantes que serían expulsados mientras se negaba a escuchar las demandas vecinales.

Entonces la vivienda deja de ser un derecho ciudadano para convertirse en negocio de unos pocos que se lucran con la complicidad de las administraciones. En la destrucción de la colonia Castells, Jordi Hereu asume todo el protagonismo político del proceso al ser el concejal del distrito. Y Jordi Hereu de nuevo, en aquel momento como concejal de seguridad (es decir, jefe político de la Guardia Urbana), aparece como uno de los principales responsables del montaje del 4F. Más allá de sus fracasos como alcalde y de ser el eslabón entre el modelo y la marca Barcelona, ¿acabará algún día la impunidad de Hereu (y compañía) por su implicación en el caso?

Metromuster: cultura audiovisual como arma para el cambio social

 

Metromuster es “una productora independiente que lleva experimentando con el arte, la comunicación y la política desde el 2010” y que quiere contribuir a la transformación social a través del audiovisual, como explican en sus objetivos. En sus proyectos apuestan por la implicación del público en el proceso creativo concebido como obra colectiva. Se trata de crear una comunidad que participe en la conversación de las redes sociales, colabore en la financiación de la película a través del crowdfunding o propicie el debate tras las proyecciones, por ejemplo.

Las licencias libres son otro de los pilares para favorecer la máxima difusión posible de sus obras. “Con las licencias libres seremos igual de pobres que con el copyright pero, como mínimo, podremos compartir lo que hacemos”, decía Xapo Ortega en la entrevista de la Directa. En este sentido, No-Res es una película pionera tanto en el empleo del micromecenazgo como en la coproducción con TV3 para su distribución bajo licencias Creative Commons. En definitiva,  se trata de “deconstruir los códigos del activismo” para seguir agitando conciencias, de los coloquios en centros sociales y ateneos populares a los pases en festivales de cine o la (esperada) proyección de Ciutat Morta en TV3.

[No-Res], vida y muerte de un espacio en 3 actos se puede visionar online desde hace unos meses gracias a la apuesta de Metromuster por las licencias libres. Y también puedes comprar el dvd aquí.

 

Fuentes de información: *1 Cultura en Acción, http://www.no-res.cc

 


[NO-RES], vida y muerte de un espacio en tres actos from metromuster on Vimeo.


 Ver y descargar en HD Vimeo.