sábado, 30 de enero de 2010

Los Niños Perdidos del Franquismo

Título original: El Nens Perduts del Franquisme.
Dirección: Montse Armengou, Ricard Belis.
Asesoramiento historico: Ricard Vinyes
Producción: Muntsa Tarrés
Documentación: Maribel Serra, Mireia Pigrau
Fotografía: Walter Ojeda
Montaje: Maria Josep Tubella
Montaje musical: Víctor Cortina
Atrezzo: Àngel Canut
Posproducción de sonido: Ramon Ruiz
Imagenes de Archivo: Filmoteca Española / NO-DO, Visnews Film Library, Bundesarchiv, Gaumont Cinémathèque, Biblioteca Nacional, Biblioteca Conselleria de Justícia, Arxiu Històric de la Ciutat de Barcelona, Centre d'Estudis Mèdics Uriach, Biblioteca Dirección General de Instituciones Penitenciarias, Agència EFE, Arkeion Films, Archivo General de la Administración, Archivo General Militar de Segovia, Archivo Tribunal Militar Territorial IV, Arxiu Biblioteca Hispano Caputxina, Arxiu Nacional de Catalunya.
País de producción: España.
Año: 2002.
Duración: 94 min.
Formato: Betacam Digital. Color.
Idioma: Versión original en Català y Castellano, con subtítulos en Castellano.
Producción: TV3 (Televisiò de Catalunya), 30 Minuts.

Los niños perdidos del franquismo revela uno de los períodos más oscuros de la historia reciente de España: la desaparición de niños hijos de republicanos y la separación forzosa de sus familias por parte de la represión franquista. A medida que las tropas sublevadas de Franco van ganando terreno, las prisiones empiezan a llenarse de personas que habían cometido un único "delito": ser fieles a la República. Conventos, fábricas, escuelas.... centenares de lugares se habilitaron como
campos de concentración o improvisadas prisiones para dar cabida a los opositores al nuevo regimen. Entre estos prisioneros había miles de mujeres. Mujeres comprometidas, mujeres militantes de partidos políticos de izquierda o, sencillamente, mujeres que eran la esposa, madre o hermana de unrepublicano. Y niños, muchos niños que nacieron o que ingresaron en la prisión con sus madres y que pasaron los primeros años de su vida privados de libertad por ser hijos de "rojos".


El porqué de este documental

“Explicaré hechos reales, pero habrá quien diga que los he inventado”
Ovidio

La generación que vivió la Guerra Civil española se extingue. Los llamados vencidos, los perdedores, apenas han podido dar su versión de los hechos, sobretodo de acontecimientos tan terribles como los que se explican en el documental. Es ahora o nunca.
Han hecho falta más de 25 años después de la muerte del dictador para que algunos de los afectados hablen por primera vez delante de una cámara de televisión sobre la muerte por inanición y enfermedad de centenares de criaturas en las cárceles, de la desaparición de sus hijos, de decretos que cambiaban los apellidos de los niños sin el consentimiento de los padres, de adopciones irregulares.
Casi un año de investigación, contactos con un centenar de personas, 30 entrevistas, búsquedas en archivos españoles y del extranjero... Todo esto para dar luz sobre unos hechos que se habían mantenido cerrados en el silencio de la represión de Franco.
Sufriendo una especie de síndrome como el que explicaba Primo-Levi después de su experiencia en los campos de concentración de la Alemania nazi, algunos de los personajes que intervienen en el documental no habían podido hablar nunca, no habían podido denunciar nunca los abusos a que fueron sometidos. Primero por la misma dictadura.
Después porque nadie se habría creído que estas barbaridades, más propias de latitudes lejanas como Chile o Argentina, hubieran pasado aquí.
Como dicen algunos historiadores, la excepcionalidad de la guerra civil española no es la guerra en sí misma, sino la duración e intensidad de una represión que contó, como en ningún otro sitio, con la colaboración de la Iglesia católica y que se extendió hasta la misma muerte de Franco.

Fuentes de información: TV3, Foro por la Memoria, Filmoteca de Andalucia, RebeldEmule (info y descargas), Roig i Negre (info y video online).



Ver en Youtube en V.O.
Ver en V.O. en català sin subtítulos en Vimeo: Parte 1, Parte 2 (por el colectivo Roig i Negre)