lunes, 4 de mayo de 2009

Night Mail

Titulo Original: Night Mail.
País de Producción: U.K.
Año: 1936
Duración: 25 min.
Idioma: Ingles sin subtítulos.
Director: Basil Wright & Harry Watt
Productor: Basil Wright & Harry Watt
Supervisor de producción: John Grierson
Compositor: Benjamin Britten
Director de fotografía: Robert J. Flaherty
Edición: Basil Wright/R.Q. McNaughton
Night Mail recoge el servicio de un tren especial en su recorrido desde Londres a Glasgow. El proceso es mostrado y explicado desde la carga y clasificación, hasta su traslado y distribución. Al margen de la voluntad de enseñar a los británicos como funciona su servicio de correos, Night Mail tiene una estructura poética y, en sus escenas finales, un esquema formal semejante al que usara el propio Vertov.


Grierson inaugura un modelo que reaparecerá con frecuencia en el futuro, empezando por el Office National du Film Canadien cuya creación supervisó él mismo (1939). Este modelo llegará a influir en las futuras televisiones de servicio público. Porque Drifters también es fruto de la implicación del gobierno británico a través de dos organismos oficiales: el EMB, Empire Marketing Board, que tutela el comercio de las colonias y, luego, a partir de 1933, el GPO, General Post Office. Gracias a este excepcional apoyo financiero, Grierson levanta un verdadero taller de producción que se ocupa desde la formación de técnicos a la distribución de las películas. En diez años se producen más de cuatrocientos filmes sobre los más variados ámbitos de actividades (industrias, agricultura, higiene, etc.), sin llegar a entrar, no obstante, en los circuitos comerciales. La gran mayoría de ellos se distribuye a través de redes no comerciales (fábricas, colegios, asociaciones) , que pese a todo implican a un amplio público. En este sentido, las propias películas pasan a ser vínculo entre los hombres, unen ciudades y clases igual que el tren correo une Inglaterra y Escocia, como cuenta el hermoso filme de Basil Wright y Harry Watt, Night Mail (1936), una de cuyas escenas aparece escandida por un poema de W. H. Auden. Industrial Britain (1933), de Flaherty (invitado por un Grierson a la vez fascinado y contrariado por el tiempo que el maestro tarda en realizar el filme); North Sea (1938), de Harry Watt (sobre el guiado por radio de los bous) son algunas de las cintas más representativas de esta idea de una comunidad de los hombres, de una interdependencia general.
Nos hallamos aquí en la encrucijada entre exigencia política e inquietud estética. La voluntad de ir al encuentro del mundo real, de dar una imagen de los seres anónimos que constituyen la vida cotidiana de un país, toma finalmente los acentos de una exhortación a la unión nacional.

Jean Breschand.- El documental: la otra cara del cine.- "Los orígenes del documental" (Págs. 20 y 21)

Fuentes de Información: DocumentaWeb,

Ver en 3 partes en Youtube:
Parte 1

Parte 2
Parte 3

Ver en Youku en 2 partes:
Parte 1
Parte 2