miércoles, 17 de septiembre de 2008

Cuando eramos reyes

Titulo original: When We Were Kings
Año de producción: 1996
Dirección: Leon Gast
Guión: Leon Gast
Fotografía: Maryse Alberti, Paul Goldsmith, Kevin Keating, Albert Maysles, Roderick Young
Distribuye en DVD: Universal
Duración: 90 min.
País: U.S.A.

"Cuando éramos reyes" nos presenta esas contradicciones ejemplificadas en un gran acontecimiento: el combate entre Mohammed Ali y George Foreman en la capital de Zaire, Kinshasa. El objetivo de la película es, como apunta Spike Lee, uno de los colaboradores, hacer que la gente recuerde aquellos tiempos y aquellas luchas.Centrado prácticamente en exclusiva en la figura de Ali -un verdadero filón para la prensa y los espectadores- el objetivo es contar mucho más que un combate de boxeo. Tenemos la mistificación de África, las oscuras maniobras de Mobutu Sese Seko para promocionar su dictadura en el mundo, la triste realidad de un pueblo recién salido del colonialismo belga, la utilización de una ideología en servicio propio por parte de Don King, el mismo promotor que acabó con la carrera de Mike Tyson casi veinte años después...

Pero tenemos sobre todo el enfrentamiento de dos personalidades completamente distintas: el fanfarrón y populista Ali y el silencioso y resignado Foreman. Ali rodeado siempre de la "trouppe" que King había enviado desde Estados Unidos para reivindicar un supuesto "reencuentro afroamericano": BB King, James Brown, The Spinners... Ali abrazando a Mobutu, Ali con el puño en alto cantando con el pueblo "Ali Soma Ye (Ali mátalo)". La violencia con y sin contención que rodeaba todo el espectáculo: los perros policía, los soldados con metralletas, ese enigmático Mobutu que ni siquiera presenció el combate por miedo a un atentado.

El mérito del documental es conseguir que el espectador se dé cuenta de todo lo que está en juego y a la vez no pueda evitar tomar partido por uno de los dos. Si uno se deja llevar por el entusiasmo querrá que AliLeon Gast tumbe a su adversario, pero si piensa en Foreman como un negro al que se le quiere tratar como si fuera blanco, que vive un ambiente hostil, que parece obligado a ganar y que además sólo tiene poco más de 20 años, es difícil no sentir una cierta simpatía. Él, que parte como ganador, acaba mostrando ante las cámaras todas las debilidades propias del perdedor: solo, incomprendido, silencioso... rodeado de cien mil personas que le piden al veterano y vociferante Ali que le mate.

Cómo acabó el combate es algo que muchos saben pero por si acaso no lo diremos. En el fondo no importa. Cuando uno toma partido es injusto bajarse del carro después de saber el resultado. Además, no es tan importante: "Cuando éramos reyes" no es un documental de boxeo, es un documental sobre la cultura afroamericana, sobre los intereses que se movían detrás, sobre el entusiasmo verdadero con el que muchos vivieron la liberación de su raza... un documental sobre la historia de una década convulsa.

1

Documental premiado con el Oscar, en torno a los preparativos de un histórico combate de boxeo. El que en 1974 enfrentó en Zaire al joven campeón George Foreman, y al ya entonces veterano Casius Clay, quien más tarde tomaría el nombre musulmán de Muhammad Alí. Con una magnífica selección de material y sentido del ritmo, Leon Gast ha elaborado un apasionante documento. El director logra que se masque la expectación que despierta el enfrentamiento convocado por el dictador zaireño Mobutu Sese Seko, que estuvo acompañado de un concierto de música africana y de una amplia cobertura de los medios de comunicación.
Gran mérito de Gast es trascender el simple interés que genera cualquier gran acontecimiento deportivo -mayor cuando el resultado es contrario al previsto-, para mostrar el carácter simbólico que presentaba éste. Aunque los contendientes eran negros, Alí se erigió en representante de sus hermanos de raza. Mientras Foreman aparece como claro ejemplo del 'establishment', él habla y no calla, denuncia el racismo presente en Estados Unidos, y confiesa haber descubierto en Zaire, realmente, a su gente. El film muestra a un Alí, verdadero protagonista, espontáneo; presuntuoso y provocador si se quiere, pero sincero y orgulloso de su fe en Alá. Los fragmentos de algunas de sus intervenciones tienen el sabor de lo auténtico. Tampoco tienen desperdicio la gran mayoría de los testimonios del evento rememorado

2

Info via: Decine21 (2), Margencero (1)
Video via: Documaniaco



Ver a pantalla completa.
Reacciones:

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Saludos:

Me pongo en contacto con vosotros desde el Departamento de Prensa de la SEMINCI. Nos gustaría enviaros el material que generemos aquí y ayudaros en lo que nos podais necesitar. Podeis poneros en contacto con nosotros en la dirección de correo electrónico ealonso.prensa@seminci.com y así os tendremos en cuenta para nuestros envíos a prensa.

Esperamos que os sea de utilidad la iniciativca. Hasta pronto.