lunes, 14 de enero de 2008

Sans Soleil - Chris Marker (1982)

Dirección y montaje: Chris. Marker.
País: Francia.
Año: 1982.
Producción: Anatole Dauman.
Amigos y consejeros: en Tokio: Kazuko Kawakita, Hayao Shibata, Ichiro Hagiwara, Kazue Kobata, Keiko Murata y Yuko Fukusaki; en San Francisco: Tom Ludí, Anthony Reveaux y Manuela Adelman; en París: Pierre Lomé, Jimmy Glasberg, Ghislain Cloquet, asistidos por Eric Dumage, Dominique Gentil y Arthur Cloquet.
Banda electro-acústica: Michel Krasna.
Música: Tema de “Sin sol”, de Módest Músorgsky y “Vals triste”, de Sibelius, por Isao Tomita.
Voz que canta: Arielle Dombasie.
Voz que lee: Florence Delay.
Mezclas: Antoine Bonfanti, Paul Bertault.
Efectos especiales: Hayao Yamaneko.
"Ciertas imágenes han sido tomadas por: Sana na N’hada (Carnaval de Bissau), Jean-Michel Humeau (Ceremonia militar en Bissau), Mario Manet y Eugenio Bentivoglio (Guerrilla en Bissau), Daniele Tesier (Muerte de una jirafa) y Haroun Tazieff (Islandia 1970)."



Chris Marker compone y monta Sans Soleil en 1982. Una cita de Racine inagura la película: "El alejamiento de los paises repara de algun modo la excesiva proximidad del tiempo". En su obertura el film muestra el plano de tres niños caminando juntos en un prado islandés, y el plano de un avión militar americano en un portaaviones. Sendos planos sirven de intersticios visuales a una pantalla negra. La hermosa voz de Florence Delay lee el siguiente texto (seg. 10): "La primera imagen de la que me habló fue la de tres niños en un camino, en Islandia, el año 1965. Me decía que para él era la imagen de la felicidad, y también que había intentado en numerosas ocasiones asociarla con otras imágenes, pero que nunca había funcionado.
Esta hermosa obertura introduce una de las claves que van a singularizar el resto del film: la abertura de una imagen en la que queda desestimada toda imposición interpretativa por parte del autor, estableciéndose una estrecha relación entre lo visible y lo invisible, lo dicho y lo no-dicho (la imagen y la pantalla en negro; la voz en off y el silencio). Marker acude a una tercera persona del singular para introducir el texto: "la primera imagen de la que me habló / me decía que para él era la imagen de la felicidad...". *1

«¿Has oído algo más ridículo que decir a la gente, tal y como enseñan en las escuelas de cine, que no miren a la cámara?»

La narración de Sans soleil reposa en unas cartas enviadas por el viajero y cameraman Sandor Krasna (cuyo nombre se nos oculta hasta los créditos finales) a una narradora (igualmente anónima) que las lee con hermosa voz y y nos hace partícipes de las reflexiones que le provocan; una voz que durante los créditos descubriremos que pertenece a Florence Delay, la protagonista de Procès de Jeanne d'Arc (Robert Bresson, 1962). Pero ¿es la narradora quien está recibiendo realmente las cartas, es decir, es un personaje interno o se limita a leerlas extradiegéticamente? ¿Es Marker, entonces, el receptor? Durante todo el metraje no se nos aclara que la narradora y Marker sean personas diferentes, de igual modo que tampoco sabemos quién es la persona que escribe y envía las cartas (ese “él” de la coletilla que usa constantemente la narradora «Él me escribió…») no sea el propio Marker. *2




















Fuentes de información: *1.: Texto completo de Gonzalo de Lucas publicado en: Formats2 *2.: Texto completo e imágenes por Jose Manuel López publicado en: Tren de Sombras, Arsenevich (info y descargas), Películas y Documentales del Juez Roy Bean.

Ver en V.O.S.E. en VK.

1 comentarios:

Fuera de Foco dijo...

Muy buena tu Bitacora. Y todo el material que presentas. saludos