domingo, 10 de julio de 2016

That Sugar Film

Título original: That Sugar Film 
Dirección: Damon Gameau 
Guión: Damon Gameau 
Música: Jojo Petrina 
Fotografía: Judd Overton 
Productora: Madman Production Company
País de producción: Australia 
Año: 2014
Intervienen: Damon Gameau, Richard Davies, Skylar Delphinus, Christina Evans, Stephen Fry, Lisa Gloufchis, Benjamin Hancock, Zelia Kitoko, Isabel Lucas, Jessica Marais, Brenton Thwaites, Zoe Tuckwell-Smith 










Sinopsis:

Documental que podría cambiar la manera de pensar respecto a la comida sana. Trata acerca de si el problema del azúcar está en el azucarero o en otros alimentos que, al igual que sucede con la sal, por ejemplo, lo incorporan de forma que el consumidor medio es poco consciente de su presencia.




Muesli, zumos envasados, yogures y otros alimentos 
que no son tan sanos como crees 

Una cosa es comer mal de forma consciente -todos pecamos algún día- y otra bastante más preocupante es que alimentos supuestamente sanos y que consumimos convencidos de que nos estamos cuidando en realidad no sean tan saludables. Dicho de otro modo, ¿realmente es mejor desayunar un bol de cereales que unos huevos con bacon?  Esa es la pregunta que se hacía el protagonista del documental australiano That Sugar Film y que -atención, spoiler– respondía con un contundente no. Da igual lo que diga la OMS sobre el bacon, mucho mejor la opción de huevos y panceta que ese tazón de cereales aparentemente muy sano, aseguraban.  Como cabe suponer por el título, aquí el protagonista y el malo de la película es el azúcar. Muy al estilo Super size me, un actor decide cambiar su dieta y durante un par de meses engullir el equivalente a 40 cucharaditas de azúcar diarias, unos 160 gramos. Pero no añadidas al café o al yogur, sino de las que se incluyen en productos de consumo habitual e incluso etiquetados como saludables, dietéticos o sin azúcar.  

Gran parte del problema reside en los azúcares añadidos. Algunos más evidentes que otros (Imágenes de That Sugar Film)

(...)
Efectivamente, el azúcar está desde hace tiempo en el centro de la polémica, y a su alrededor giran tantos intereses -la industria alimentaria y el poderoso mundo de las bebidas- que resulta un tema de lo más complejo. Algo que Revenga ha explicado en numerosos artículos en su blog.  Pero el problema no es tanto el azucarero como los azúcares añadidos, esos que no tomamos de forma consciente y en los que se centra este documental. ¿Mejor entonces bacon y huevos para empezar el día que unos cereales? Un desayuno rico en grasas tampoco es un alternativa muy inteligente a uno rico en azúcares, aunque hay nutricionistas que han llegado a asegurar que comer un bol de cereales era igual que comerse un bol de azúcar. Cabe suponer que se referían a esos de colores, con chocolate o muy azucarados.

Un tazón de cereales contiene casi 9 cucharaditas de azúcar. Un zumo envasado 13, el equivalente a dos chocolatinas (Imágenes de promoción de That Sugar Thing)

Pero sí, ese muesli crujiente y tan rico -con frutos secos, algún trozo de chocolate y frutas deshidratadas- posiblemente contiene bastante azúcar y, por tanto, está lejos de ser tan sano como nos los venden y nos creemos.  Lo mejor, como siempre, mirar la etiquetas para saber lo que estamos comiendo. Pero hay algunos alimentos en los que, precisamente el exceso de azúcar, hace que haya que cuestionar esa aureola de ‘sanos’ que normalmente les rodea. ¿Ejemplos? Unos cuantos que protagonizan diversas listas que circulan desde hace tiempo por la red.  Los zumos es uno de los casos más evidentes. Todo el mundo sabe que los refrescos no son saludables, pero los zumos embotellados -y normalmente atiborrados de azúcar y edulcorantes más allá de los que la propia fruta puede contener- gozan de cierta inmunidad. Y lo mismo puede decirse de los batidos verdes o smoothies que se compran hechos, por muy de moda que estén y detox que prometan ser.  El yogur de sabores, otro falso amigo de las dietas saludables. Con una proporción de 28 gramos de azúcar y 5 gramos de proteínas, no parece una buena idea, aseguran los nutricionistas consultados por Thrillist para enumerar todos esos alimentos que no son tan saludables como pensamos.

Lee el artículo completo de Iker Morán publicado en 20Minutos.