• Siguenos en las redes sociales. Facebook y Twitter.
  • Tenemos muchas sorpresas durante este año para celebar nuestros primeros 10 años.
  • Las licencias Creative Commons, nacen para compartir y reutilizar las obras de creación bajo ciertas condiciones. Con las licencias Crative Commons, el autor autoriza el uso de su obra, pero la obra continua estando protegida. Frente al COPYRIGHT que quiere decir “todos los derechos reservados”, las Creative Commons proponen “algunos derechos reservados”.
  • "Nosotros no hacemos films para morir, sino para vivir, para vivir mejor. Y si se nos va la vida en ello, vendrán otros que continuarán." Raymundo Gleyzer, 1974
  • Ahora ya puedes publicar tu documental en Naranjas de Hiroshima
  • Cine documental cubano, con especialidad en los 60´s y 70´s
  • Un documental sobre la cultura audiovisual, un viaje por las vías oficiales y subterráneas del mundo del cine en la Ciudad de México. Producido por Naranjas de Hiroshima
  • "Un país que no tiene cine documental es como una familia sin álbum familiar." Patricio Guzmán

viernes, 26 de junio de 2015

Wattstax

Título original: Wattstax
Dirección: Mel Stuart
Guión: Mel Stuart
Fotografía: John A. Alonzo, Larry Clark, Robert Marks, Roderick Young
Ayudante de dirección: Charles Washburn
Montaje: Robert Lambert 
Sonido: Richard Wells 
Productor: Larry Shaw, Mel Stuart 
Productora: Stax Records / Wolper Productions
Idioma: Inglés con subtitulos en español
País de producción: Estados Unidos
Año: 1973
Duración: 93 min.



Los Ángeles, 1972. Siete años después del asesinato de Malcolm X, 4 tras el asesinato del Dr. Martin Luther King, y siete años también desde los duros disturbios de Watts contra la población afroamericana, varios de los artistas integrantes del sello discográfico Stax se reunieron para organizar un concierto multitudinario, un anti-Woodstock que removiera y uniera la conciencia negra, una ocasión para celebrar el black-power.


"Wattstax" en su orígen iba a ser un registro del megaconcierto que le da su nombre. Sin embargo, Stuart, al observar el imponente despliegue político y social que el concierto invocaba decidió construir una serie de materiales paralelos que convirtieran al documental en un retrato del momento de agitación que vivía la comunidad afroamericana. Un panorama más global del "Soulsville" teniendo la música como punto de partida.

Stuart entiende una noción básica de lo que este retrato implica, el ritmo. Son muy afortunadas las secuencias que intercalan gente bailando en las gradas, que con encuadres cerrados captan la vitalidad del momento y las asocian con el ritmo mismo de la música en el escenario. Además, este ejercicio rítmico se traspola a secuencias que retratan la vida fuera del LA Coliseum. Me gusta la secuencia que sigue a una breve discusión de la religión desde la perspectiva negra. Es un retrato de las fachadas de iglesias, todas retratadas desde paneos dinámicos que construyen continuidad entre una y otra mientras escuchamos una canción de gospel. Lo anterior es un preámbulo para entrar a una iglesia a escuchar a The Emotions. Ahí, Stuart intercala imágenes de mujeres conmovidas por la música, cantando de forma entregada y sin inhibiciones. Después, regresamos al Coliseum.


Los testimonios y entrevistas que Stuart recopila a través de diferentes temas resultan muy interesantes y espontáneos. Se nota que la labor de los entrevistadores (varios afroamericanos, además de Stuart, que salen al área de Watts a entrevistar a la gente) está marcada por un acercamiento de empatía. Sin embargo, Stuart escoge los temas desde una perspectiva que aunque resulte veraz, está construída a partir de la tesis preconcebida que él tiene acerca de la negritud. Hay una recurrencia de temas escogidos por él: amor, soul, religión, opresión, blues, política. Habrá que cuestionarse qué temas quedan relegados y las limitaciones de su postura (como cualquier otra postura).


Finalmente, resulta interesante el papel que juega el comediante Richard Pryor en el film. Stuart menciona que buscó en él una especie de coro a la usanza shakespeariana en Henry V. Pryor resulta además una síntesis de lo que Wattstax retrata: la lucha por encontrar humor y disfrute en un camino lleno de dolor.

Fuentes de información: FilmaffinityEste blog es para un documental