lunes, 8 de agosto de 2011

Quien Dijo Miedo

Título original: QUIÉN DIJO MIEDO, honduras de un golpe…
Guión y Dirección: Katia Lara
Producción: Carlos del Valle, Katia Lara
Cámara: Andrés Papousek, Carlos del Valle, Oscar Estrada, Katia Lara, Rodolfo Espinoza
Colaboración de imágenes: Cesar Silva,Gerardo Aguilar, Ángel Palacios, Claudia Jardim, Gianni Beretta
Asistencia de Producción: Irene Yague, Andrés Papousek, Tatiana Lara
Delegado producción en Argentina: Pablo Spatola
Montaje: Fernando Nogueira, María Cabrejas, Katia Lara
Dirección y mezcla de sonido: Gerardo Kalmar
Edición de sonido y SFX: Pablo A. Orzeszko
Corrección de Color: Ada Frontini
Música original: Carlos del Valle
Temas musicales banda sonora: Yeco Hernández, Karla Lara, Grupo Abiayala                                                    
Gestión y Administración: Tatiana Lara
Formato final: HD
Producido por: Terco Producciones (Honduras), INCAA (Argentina).
Con apoyo de: Artistas en Resistencia (Honduras), Programa Arte y Cultura de HIVOS (Holanda), Iglesia de La Santa Cruz (Argentina), Asociación de Realizadores Integrales de Cine  
País de producción: Honduras - Argentina
Año: 2010
Duración: 90 min.
Web oficial: Quien Dijo Miedo
Licencia: Quien dijo miedo by terco Producciones is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.



Actualmente la directora Katia Lara se encuentra en la Argentina en carácter de exiliada luego del brutal golpe de estado en Honduras contra el Presidente Manuel Zelaya Rosales, quien fue secuestrado por el ejército y expulsado del país.

La directora cuenta que “ha sido fuerte y doloroso este proceso. Hemos perdido compañeras y compañeros valiosos, el exilio no estaba en nuestro horizonte. Pero también ha sido una tremenda inyección de razones para continuar luchando por la refundación de Honduras a través de una Asamblea Nacional Constituyente, para seguir creyendo en una Latinoamérica unida por la solidaridad y la dignidad.” Para ella “no hay democracia en un país donde miles de hombres y mujeres elegimos todos los días entre la indefensión y el exilio. Hoy tengo el privilegio y la responsabilidad de contar nuestra historia de resistencia pacífica.” Y agrega que “la movilización latinoamericana frente a los hechos en Honduras debe crecer y fortalecerse para obligar a los gobiernos del mundo a actuar en consecuencia con el anhelo de sus pueblos en lugar de hacerlo a favor de los intereses imperialistas.”

(...)

René es hondureño, sindicalista, admirador de Francisco Morazán y actor amateur. Previo al golpe de estado, René trabajaba en una serie de spots televisivos para promover una consulta de opinión en la que el pueblo decidiría la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente. La madrugada del 28 de junio, en lugar de consulta popular, se da un brutal golpe de estado contra el Presidente Manuel Zelaya Rosales, quien es secuestrado por el ejército y sacado del país.

Quién dijo miedo sigue al pueblo hondureño en resistencia de la mano de René, quien desde el primer día se integra al Frente Nacional de Resistencia contra el golpe de estado. Así conocemos este tramo de la historia de un pueblo que finalmente despierta y se resiste a continuar siendo el laboratorio de ensayo de los Estados Unidos en contra de los procesos de cambio en América Latina.

Las Naciones Unidas unánimemente condenan el golpe. Honduras es expulsada de la Organización de Estados Américanos (OEA). La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) concluye en su visita al país que es urgente restituir al Presidente Zelaya para detener las violaciones a derechos humanos.

Quién dijo miedo saca a la luz las barbaridades que la dictadura de Roberto Micheletti ha ocultado tras el cerco mediático. Cada día, durante seis meses, la Resistencia se manifiesta pacíficamente a nivel nacional y se fortalece a pesar de la represión: detenciones ilegales, golpizas, mentiras, tanquetas, toques de queda, asesinatos, desapariciones, estado de sitio, allanamientos, cierre de medios, amenazas de muerte. Después de dos dramáticos intentos de regreso, Manuel Zelaya aparece sorpresivamente en la Embajada de Brasil que, cercada por el ejército hondureño, se convierte de su cárcel por cuatro meses. A René no le queda más remedio que seguir luchando desde el exilio.

El 29 de noviembre de 2009 los golpistas montan un show electoral para legitimar a su nuevo dictador: Porfirio Lobo. Zelaya abandona el país el mismo día en que Lobo toma posesión.

El Frente de Resistencia Popular –FNRP- se propone continuar el proceso sin retorno abierto con el golpe hacia la Asamblea Nacional Constituyente y la refundación del país. El mundo está alerta. El experimento estadounidense puede repetirse.*1



Fuentes de información: *1 Artículo publicado en Revista Zoom, Quien Dijo Miedo.