lunes, 25 de abril de 2011

¡Copiad, malditos!


Título original: ¡Copiad, malditos! derechos de autor en la era digital
Escrito, producido y dirigido por: Stéphane M. Grueso
Producción ejecutiva: Javier Gómez Serrano (emf), Juan Luis de No (emf), Andrés Luque (TVE)
Música: Alfonso Arias
Montaje: Stéphane M. Grueso, Juan Luis de No
Grafismo: Mónica González
Ayte. producción: Raquel del Río
Cámara: Stéphane M. Grueso
Cámara adicional: Juan Luis de No, Marcos Miján, Óscar Chamorro, David Ramos
Sonido: Emf
Producción: Elegant mob films / TVE
Formato: HDCAM, Estereo
Idioma: Castellano
Licencia: Creative Commons license: Attribution-Noncommercial 3.0
Blog Oficial: ¡Copiad, copiad, malditos!




¿Qué es la propiedad intelectual?
¿Hasta que punto se puede poseer una idea?
¿Qué derechos emanan de esta propiedad reconocida ampliamente por la ley desde los tiempos de la revolución industrial?

La ley es clara al respecto y a su abrigo, desde hace décadas, han proliferado las llamadas entidades de gestión de derechos como SGAE, CEDRO, VEGAP etc. que en teoría se dedican a proteger los derechos de los autores. Pero desde hace ya algunos años y especialmente desde la irrupción de la sociedad de la información de forma masiva, todo el sistema, sobre el que había cierto consenso, se está cuestionando constantemente. Soplan nuevos vientos y surgen nuevas preguntas. ¿Hasta que punto puede ser un delito copiar? ¿No copiamos todos constantemente cuando pensamos y creamos?

Una nueva batalla ha comenzado, las compañías discográficas se quejan de pérdidas millonarias por el famoso “top manta” y la descargas e intercambio de archivos por internet, mientras que los usuarios piden que se les permita usar una tecnología que está disponible y no se puede mirar hacia otro lado. La policía comienza a actuar en las calles pero internet se ha convertido en un gran espacio de intercambio que escapa a cualquier control, hay quien dice que esto siempre ha existido, ¿quién no le ha grabado un disco a un amigo en una cinta?

Las cosas evolucionan: ya existen modelos de negocio editorial que no se basan en la restricción, sino en la publicación libre de las obras en internet, algo que, curiosamente, no hace que las ventas de los trabajos editados en papel bajen, pues los compradores se sienten más seguros al poder leer lo que buscan antes de comprarlo. Algo nuevo está sucediendo también en el negocio musical, hay ya miles de grupos y artistas que cuelgan sus trabajos en Internet olvidándose de los intermediarios, el usuario puede bajarse sus canciones, disfrutarlas, compartirlas etc. Los músicos que utilizan este sistema aspiran a poder llenar las salas de conciertos y así vivir de su arte sin tener que negar al público lo inevitable, el derecho a la copia.

Se abre así un nuevo sentido de la propiedad intelectual que tiene ya millones de adeptos, es el COPYLEFT. Pero las estructuras tradicionalesque se tambalean frente al imparable cambio tecnológico, se defienden con uñas y dientes. Desde hace ya algún tiempo SGAE ha conseguido que se le reconozca el derecho a cobrar un canon por utilizar cualquier material en el que se pueda grabar. El resultado es la indignación de los usuarios y especialmente de los internautas que ven como se encarecen los precios de los CD's y DVD's independientemente de para que se vayan a utilizar. Ya hay varias iniciativas legales que cuestionan el derecho a cobrar por utilizar un soporte de grabación. Se trataría según muchos abogados de poner un impuesto sobre el papel del siglo XXI. Algo así como un nuevo papel timbrado, digitalmente claro.

En ¡Copiad, malditos! vamos a descubrir a los personajes que están ahora mismo en el centro de esta lucha. A los ciudadanos que se han armado de valor y con la ayuda desinteresada de abogados experimentados, se han lanzado a la lucha legal contra todopoderosa SGAE,que por su parte vaticina el final de la cultura y de la creación si no se atiende a sus peticiones.

Conoceremos a los ya numerosos impulsores de nuevos caminos para la edición y distribución de obras. Editoriales y autores del siglo XXI que mantienen que la creación se defiende compartiéndola y demuestran que afortunadamente, hoy la creación intelectual goza de buena salud. También conoceremos a los promotores de nuevas licencias de uso, distintas del copyright, que permiten compartir las obras discriminado entre uso comercial y no comercial y que ellos ven como el futuro de la difusión de la cultura, manteniendo sus derechos como creadores.

Intentaremos desenmarañar la red legal que regula hoy en día la propiedad intelectual, una serie de textos legales incomprensibles para la mayor parte de los ciudadanos que, sin embargo, se ven diariamente afectados por su aplicación. También conoceremos todas las alternativas que hay planteadas de manera seria por quienes piensan que esas leyes fueron diseñadas para un mundo que ya no es el mundo en que vivimos. Y abordaremos el espinoso tema de los modelos de negocio que están desapareciendo junto a otros que están naciendo al calor de las nuevas posibilidades que la tecnología ofrece. También haremos una profunda reflexión en las implicaciones éticas y morales de los modelos de copyright actuales y en qué nuevas vías se están abriendo y explorando para una evolución en el futuro de los modelos actuales.

Algunos de los personajes que interviene en el documental son: Javier de la Cueva (abogado experto en propiedad intelectual), Enrique Loras, (Director General de la SGAE), Lorenzo Silva (escritor), Fernando Évole (Presidente de YELMO CINEPLEX, cadena de cines), Ignasi Labastida (Creative Commons Spain), José Manuel Tourné (Dir. Gen. de la Federación para la Protección de la Propiedad Intelectual), Simona Levi (La_EX, antigua eXgae), David Bravo (abogado experto en propiedad intelectual), Elena Cabrera (AUTOREVERSE Netlabel), Pilar Reyes (Directora Editorial de Alfaguara) Ignacio Escolar (periodista y bloguero), Magdalena Vinent (Directora General de CEDRO) o Alfonso Arias (músico).

¡Copiad, malditos! pretende ir más allá de la teoría, y de forma autorreflexiva documentar también la producción del mismo documental bajo una licencia de Creative Commons. Ello convierte al documental en una película singular y extraña. Con ello permitirá la libre copia y distribución de la película para uso no comercial. El desarrollo de una web paralela al proyecto asegura el contacto bidireccional con potenciales espectadores del documental e internautas interesados en el tema.

En resumen, con ¡Copiad, malditos! ponemos sobre la mesa los nuevos retos éticos y morales que la revolución digital está planteando y vemos cómo, debido tal vez a la inundación de información a la que nos vemos sometidos diariamente, nos sucede que los árboles no nos dejan ver el bosque.

Fuentes de información: Copiad Copiad Malditos, RTVE (info y documental online), El último blog. Descarga el documental desde el blog oficial.

Ver directamente en TVE a la carta.

Ver en Naranjas de Hiroshima TV.