miércoles, 7 de marzo de 2007

Muerte de una Puta



Directora y Guión: Harmonia Carmona
Director de Fotografía: Antoni Anglada
Cámara 2ª Unidad: David Hamell
Sonido Directo: Marc Soldevila 
Montaje: Carlos Prieto
Musica Original: Laura Teruel
Jefe de Producción: Amélie Saillez 
Productor Ejecutivo: Jose Pedro Estepa 
Formato: DIGITAL HDV 16/9
Duración: 90 Min.








Historias de amor, solidaridad y compromiso llenas de alegría y voluntad transformadora. Nunca antes estos términos se habían asociado al mundo de la prostitución. "Muerte de una puta" es una visualización inédita del trabajo sexual que nos presenta mujeres excepcionales que transgreden todos los prejuicios.

El 31 de Mayo de 2005 muere en Ginebra la prostituta más famosa y mediática de Suiza: Grisélidis Réal. El viaje por su biografía nos llevará a conocer paisajes y mujeres fuera de lo común. Prostitutas de Bélgica, Suiza, Italia y España que han compartido con ella una forma singular de vivir el trabajo sexual. Son mujeres que narran su experiencia en la prostitución de un modo positivo y que a su vez lideran los colectivos europeos más activos en la defensa de la regularización del trabajo sexual.

Nos hablan de la prostitución sin ambages. A cara descubierta. Con ellas conoceremos el lado más desconocido de la prostitución: El más doméstico y personal. Si hasta ahora los retratos de las prostitutas se han centrado en describir su actividad profesional, "Muerte de una puta" nos narra su vida fuera de la prostitución: Su casa, su familia, sus amistades, sus aficiones... Todos ellos aspectos que enriquecen las representaciones más convencionales y consabidas de la prostitución.

En el mundo, la circulación de mujeres destinadas al comercio sexual se estima en 4 millones de personas. Las estadísticas publicadas en los medios de comunicación cifran en más de 300.00 las mujeres que se dedican en España a la prostitución. Mas de un 90% inmigrantes. Un negocio que se calcula que mueve en nuestro país unos 18.000 millones de euros anuales. A pesar de su magnitud, la prostitución continúa en España sin un marco legal de derechos y deberes para las personas implicadas en esta industria.